Testimonios - Te Escucho
Testimonios

Testimonios

¿qué se siente al ser escuchado por
alguien que no conoces y que te quiere escuchar?

  • “Sorprendentemente me sentí totalmente comprendida y aceptada en la escucha benevolente y atenta de la persona al otro lado de la pantalla. Me sentí absolutamente 'permitida' para ser auténticamente yo, con todas mis luces y mis sombras que en ese momento de juicio suspendido dejaron de contrastarse tanto.”
    Adèle
    Francia
  • “Gracias a esta experiencia ha cambio en mi un paradigma y es que no es necesaria la presencia física ni siquiera conocer a la persona para recibir el apoyo y la posibilidad de cambio. Sólo es necesaria mi presencia y la escucha atenta de esa persona desconocida para lograr esa sincronía en la que todo fluye acercándome a ese lugar interno en el que yo misma se las repuestas. Estoy muy agradecida.”
    Elsa
    Costa Rica
  • “Hace tiempo que no experimentaba lo que se siente cuando alguien se interesa de un modo sincero y amable por ti, sin prisa…sin consejos, ni palabras vacías. No busco soluciones, solo poder expresarme sin sentirme juzgada, ni escuchar lo que el otro cree que tengo que hacer. Me encantó la experiencia.”
    Luz
    Barcelona
  • “Agradezco mucho esta experiencia, ya que al ser escuchado, he podido atenderme a mi mismo y darme un espacio que necesitaba desde hace tiempo, me siento más descansado y me he dado cuenta de cuales son mis prioridades.”
    Manuel
    Madrid
  • “Mi experiencia ha sido la de un reencuentro conmigo, sentirme escuchada así me acercó más a mí misma. Se creó un ambiente muy ligero, o así lo sentí yo. Me sentí a salvo. Fue algo muy especial.”
    Elsa
    Colombia
  • “Cuando alguien pone su Ser a disposición de la escucha y el acompañamiento consciente actúa como puente hacia ese lugar y nos permite vaciarnos de las preocupaciones, los agobios e inquietudes que nos invaden. Nos permite soltar los nudos y dar luz a las sombras del alma.”
    Juan
    España
  • “Después de conversar siento como la carga que llevaba a disminuido, he tomado perspectiva y ahora lo que me preocupaba me parece más llevadero.”
    Natalia
    Córdoba
  • “Me decidí a pedir una cita porque me sentía confundida y desbordada, en un momento de muchos cambios. Ha sido una sorpresa darme cuenta, al ser escuchada, de que en el fondo se lo que necesito, solo tengo que darme el espacio para averiguarlo y en tescucho he encontrado este espacio. Gracias a todos los que lo hacen posible.”
    Claudia
    Argentina